lido

LIDO PIMIENTA – LA PAPESSA

Noviembre 10, 2016

by — Posted in Reseñas

Previo al lanzamiento de singles que anuncien la inminente llegada de La Papessa la primera noticia de Lido Pimienta este año fue una versión de “Work”. Ya saben, aquel hit indiscutible que goza ahora de una machacona existencia, donde Rihanna en su faceta más caribeña arrastra las palabras casi surcando a lo inentendible. En la versión de Lido tanto su cándido tono de voz como la jerga colombiana le otorgan un segundo enfoque y mayor fluidez rítmica a la narrativa en la canción. Si la versión original ubica al personaje de Rihanna estancado en los vaivenes de una relación conflictiva centrada en lo sexual (“work” es jerga caribeña para el sexo) el cover otorga cierto giro al personaje de Lido, presentándola como una mujer de clase obrera (“camellar” en jerga colombiana es trabajar) entrando en desencanto por la tomada de pelo que está viviendo.

Por estas razones este cover no es un caso anecdótico, resulta perfecto preámbulo para los contenidos de La Papessa, un disco de notoria madurez para la colombiana. En primera instancia y escucha destaca el perfecto maridaje entre melodías pop modernas y la experimentación con ritmos globales, yendo del synth-pop caótico en “La Ruleta” al reggaetón-mántrico-arabesco de “Quiero Jardines”, pasando por la sombría cumbia distorsionada de “En Un Minuto”. El uso de múltiples estilos en una misma producción musical a veces suele ser un pecado que dificulta la conexión con el oyente, por suerte el hilo que vuelve hermanas las nueve canciones es la narrativa de Lido, dueña de frases honestas que se convierten en historias de amor y sobrevivencia.

Ya que se habla de historias, La Papessa también es un vehículo de lucha ante demonios que afectan hoy en día tanto a Lido como el resto del mundo. “Agua” y “Quiero Jardines”, canciones que abren y cierran el disco respectivamente, narran la importancia de los recursos naturales a la par de la preservación de la vida nativa. En “Al Unísono Viajan” se superponen voces narrando historias de migración de los pueblos indígenas con cierta magia. Son temas que en voz de Lido son plasmados con tal pureza que otorga vergüenza saber el trato que les otorgan las autoridades en el continente.

Como contraparte, el lado menos frágil del disco es destinado al feminismo. “La Capacidad”, segundo single escogido, la protagonista cuestiona el rol que la heteronormatividad ha entregado a la mujer a lo largo de siglos de historia para luego concluir “yo no nací para retrasar el feminismo mundial”. “En Un Minuto”, junto a Andrea Echeverri, de modo más sombrío se busca crear conciencia y freno a los abusos de una relación tóxica.

En conclusión, Lido Pimienta entrega una obra que destacada tanto por su madurez de discurso como en la creatividad artística. Es nada fácil hablar de puntos bajos cuando la expresión del artista es entendida, aceptada y gozada por el público. No gusto de hablar sobre el futuro con seguridad pero, pese a ello, no cuesta ver a La Papessa como un próximo referente tanto de la música independiente latinoamericana como también incentivo a la lucha por causas justas.

En menos palabras: es un triunfo.


Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *